Bienvenido a mi pequeño universo y gracias por acompañarme en este viaje...

Impresiones compartidas

“Un sueño es un deseo que hace tu corazón”. Walt Disney

¿Quién dijo que los sueños son fáciles de alcanzar?

Fácil es darse por vencido.

El éxito no sucede de la noche a la mañana, es un proceso que requiere constancia, esfuerzo y dedicación, sino pregúntele a Joanne Rowling, la autora de Harry Potter, quien después de sortear con valor grandes dificultades pasó de ser una madre soltera viviendo en la pobreza, a convertirse en la autora más celebre del planeta y una de las mujeres más ricas de Inglaterra; o a Oprah Winfrey, quien superó una historia de miseria y abusos y con su tesón logró fundar un imperio. Si lo que deseamos nos hace bien y le hace bien a otros, ¿por qué no intentarlo? Si Abraham Lincoln no hubiese tenido la valentía para superar la ruina económica, sus problemas de salud y los múltiples fracasos  que sufrió en la política, jamás hubiese podido llegar a ser elegido presidente de los Estados Unidos de América y ser considerado como uno de los hijos más nobles de esta gran nación. Sin esos sueños que vencen las dificultades, la realidad del mundo sería otra muy diferente a la que conocemos. Las personas que sueñan y dan la batalla, son las que transforman el mundo.

Cada ser humano tiene sus sueños, pero se necesita de mucho coraje para defenderlos y hacerlos realidad. Se necesita de mucha fe para creer que somos capaces de vencer nuestros propios obstáculos y los que se nos interponen en el camino. Se necesita de mucha fuerza interior para enfrentar las adversidades y salir fortalecido y renovado con ánimo de seguir adelante. A veces nos parece que la vida se empeña en desviarnos de lo que queremos y que nuestra suerte no depende de nosotros sino del destino; sin embargo, es en nuestro ser interior que los sueños toman vida y se nutren.  Ignoremos la obscuridad y permitamos que la llama de nuestros sueños nos ilumine el camino. Escribamos nuestra historia con el poder y la confianza que solo conocen quienes trabajan inspirados en alcanzar sus sueños. No es fácil, pero no es imposible. VIVAMOS NUESTROS SUEÑOS CON PASIÓN. VIVAMOS CON UN PROPÓSITO.

Hoy quiero compartir contigo algunas de mi citas favoritas, las cuales me alimentan en esos momentos de debilidad o cuando necesito de la inspiración de otros soñadores:

Un sueño es un deseo que hace tu corazón.—Walt Disney.

Todos nuestros sueños se pueden hacen realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.—Walt Disney.

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. —Eleanor Roosevelt.

Atrévete a soñar la vida que has soñado para ti mismo. Ve hacia adelante y haz que tus sueños se hagan realidad. —Ralph Waldo Emerson.

No es verdad que la gente pare de perseguir sus sueños porque sean mayores, se hacen mayores porque dejan de perseguir sus sueños. —Gabriel Garcia Márquez.

No sueñes pequeños sueños porque no tienen el poder de mover el corazón de los hombres. —Johann Wolfgang von Goethe.

Nunca te dan un sueño sin concederte también el poder de hacerlo real. —Richard Bach.

Solo hay una cosa que hace a un sueño imposible de conseguir: el miedo al fracaso. —Paulo Coelho.

Un soñador es el que solo puede encontrar su camino con la luz de la luna y su castigo es que ve el amanecer antes que el resto del mundo. —Oscar Wilde.

Apunta alto, porque las estrellas están escondidas en tu alma. Sueña profundamente, porque cada sueño precede la meta. —Pamela Vaull Starr.

Haz todo lo que puedas para que tus sueños se hagan realidad. —Joel Osteen.

Cuando cesas de soñar, cesas de vivir. —Malcolm Forbes.

Sueño mi pintura y pinto mi sueño. —Vincent van Gogh.

Un viaje de mil kilómetros debe comenzar con un solo paso. —Lao Tzu.

El ayer es la memoria de hoy y el mañana es el sueño de hoy. —Khalil Gibran.

No nos atrevemos porque las cosas sean difíciles, son difíciles porque no nos atrevemos. —Séneca.

No renuncies a tus sueños o tus sueños renunciarán a ti. —John Wooden.

Ayuda a otros a conseguir sus sueños y conseguirás los tuyos. —Les Brown.

Los sueños crecen si tú creces. —Zig Ziglar.

He tenido sueños y he tenido pesadillas. Supero las pesadillas porque tengo sueños. —Jonas Salk.

Leer más
Recordando una visita al The Centre Pompidou

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.”

―Jorge Luis Borges

Esta semana se celebró el “Día internacional de los museos”, el cual se instauró en 1977 con el fin de promover el papel protagónico de los museos como fuente de conocimiento, trascendencia y sano entretenimiento para todas las edades y preferencias. Y como uno de mis paseos favoritos es ir a museos, decidí unirme a la celebración con este comentario sobre mi experiencia en el “The Centre Pompidou” en el verano de 2014.

Si bien, París es privilegiada por la diversidad de sitios de interés y la afluencia de todas las corrientes intelectuales y artísticas, después de recorrer varios museos que me dejaron maravillada por su exuberancia y calidad, puedo decir que la exhibición que más me llamó la atención fue la del “The Centre Pompidou”, que reunía una colección diversificada y amplia, incluyendo a varios artistas plásticos de origen latinoamericano. La obra expuesta era valiosa como para gastar un día recorriendo los dos pisos abiertos al público y quedarse por lo menos un par de horas leyendo algunas de las revistas literarias que hacían parte de una exhibición monumental que documentaba por lo menos un siglo del movimiento literario: el surgimiento de renombrados poetas, el antagonismo, la crítica severa y la actividad socio-política que caracterizaba a muchos de los grandes escritores de la época. Las paredes y las mesas estaban repletas de revistas; sin duda, se trataba de un verdadero deleite para los amantes de la investigación literaria.

“Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino es también la luna y el espejo, busco esa línea que hace temblar a un hombre en una galería de museo. Además te quiero, y hace tiempo y frío”
―Julio Cortázar

El “The Centre Pompidou” es un museo multicultural fuera de serie. Cuando uno llega a sus instalaciones siente un choque mental, pues no se trata de un edificio que armonice con la arquitectura parisina ni con el aspecto de los otros museos de la ciudad que evocan tiempos de esplendor y poder a través de las imponentes construcciones y plazoletas que sirven de preámbulo a estos famosos lugares. Pareciera que la intención de los arquitectos y diseñadores del “The Centre Pompidou” es no seguir la línea y sentar un precedente desde todos los puntos de vista. Lo relevante de esta construcción es que expone sin vanidad su esqueleto, el cual está conformado por un armazón de tubos de acero con colores llamativos, como si se tratara de un LEGO gigante. Aquí no hay jardines, ni altas murallas o fuentes renacentistas. Durante el recorrido nos explicaron que este diseño ha sido motivo de muchas críticas y todo un desafío a lo convencional. La National Geographic, lo definió como “Un amor a segunda vista” y la verdad este es mi caso, pues aprendí a apreciar al Pompidou desde adentro hacia afuera. Hoy su look exterior me encanta por romper lo impuesto y admito que al igual que los demás visitantes, me senté en un andén para observarlo mientras esperaba la hora de apertura, sin adivinar la riqueza que escondía por dentro…

La segunda mirada debe nacer en el corazón.
Pilar Vélez

https://www.centrepompidou.fr/en

#PilarVelez

Leer más