El Expreso del Sol reseñado en Project MUSE por la Dra. Elvira Sánchez Blake.

Artículo publicado en Project Muse por Elvira Sánchez-Blake. Project MUSE es un proveedor líder de humanidades digitales y contenido de ciencias sociales para la comunidad académica.

Vélez, Pilar. El Expreso del sol, Miami: Snow Fountain P, 2015. Pp. 302. ISBN 100-9-88534-347.

El Expreso del sol es una novela de formación (Bildungsroman) que se representa a través de las estaciones del recorrido de un tren. El título hace referencia a una famosa ruta ferroviaria que anteriormente conectaba la costa colombiana con el interior del país. La protagonista convierte el recuerdo de un viaje efectuado durante su infancia en su recorrido narrativo a través de la vida desde su infancia hasta la madurez, destacando la sordidez del medio que la rodea y las estrategias que desarrolla para enfrentar los desafíos y vencerlos.

La novela, escrita por la colombiana Pilar Vélez, ha sido finalista en dos categorías del International Latino Books Awards 2016, como mejor autobiografía y novela de no ficción. La narración es un testimonio que refleja las vivencias de miles de colombianos crecidos en un ambiente de injusticias y desigualdad social y que reclaman una luz al final de la desesperanza.

Pilar Vélez se une a los exponentes de la nueva narrativa colombiana que retratan generaciones nacidas en medio del conflicto armado que ha azotado al país por más de cincuenta años. Dentro de esa corriente se destacan narradores como Héctor Abad Faciolince, Santiago Gamboa, Juan Gabriel Vásquez y Carolina Sanín, entre otros, con obras que representan en diversas modalidades las secuelas de la guerra en las generaciones de fin de milenio. La nueva narrativa colombiana se destaca por expresar la memoria del conflicto en el contexto de vivencias personales traducidas a la literatura. En el caso de Pilar Vélez, su escritura nos recuerda también la de otras grandes obras de crecimiento en medio de la guerra, como es el caso de la española Carmen Laforet, autora de la reconocida obra Nada. Al igual que Laforet, Vélez retrata a su protagonista como sobreviviente de la inestabilidad social y política del medio que la rodea, sorteando las vicisitudes con fuerza interior y resolución.

El Expreso del sol mezcla las diversas formas de violencia que rodean a la protagonista articulando eficazmente la violencia doméstica, intrafamiliar y barrial con la violencia política que ha sufrido Colombia en las últimas décadas. La focalización se transmite por medio de la niña, quien narra las escenas del diario vivir en medio de un clima de agresión dentro del entorno familiar y social. Refleja igualmente las herencias de violencias ancestrales que se reproducen por generaciones, especialmente en las mujeres que la preceden, su madre y su abuela, víctimas a la vez de innumerables abusos. La protagonista lucha con voluntad férrea para no caer en la droga, la prostitución y la delincuencia, y en el proceso nos hace partícipes de las escasas probabilidades de sobrevivir que tienen los que comparten su sino.

Uno de los logros de la narración es la forma en que Vélez penetra de manera íntima en las luchas internas de sus personajes, articulando las memorias individuales con los eventos históricos que se recuentan en la novela. Vélez utiliza una prosa elocuente, articulada y minuciosa para incursionar en las conciencias de sus personajes y para penetrar dentro de la sensibilidad del lector. Así, el lector se hace cómplice y acompañante de este recorrido por las estaciones como en un viacrucis, en las que cada parada genera una serie de reflexiones sobre el destino humano. Una de las interrogantes que surge es: ¿cómo puede un individuo superar la aridez de su crecimiento para convertirse en una persona adulta estable y productiva?

En efecto, la travesía de El Expreso del sol revela los desafíos que enfrenta Corintia, una niña nacida y crecida en medio de la miseria de la urbe, y cómo se transforma en una adolescente que debe confrontar amenazas permanentes. La autora, en voz de su personaje, cuestiona la rigidez de la abuela Rosario, quien a su vez es víctima de la violencia política y del maltrato familiar; y la indiferencia de su madre, otra víctima de las circunstancias. Una pregunta que zanja en el interior de su tormento es la que resume en cierta medida el mensaje del texto: “¿Qué hacer con todo ese dolor: el de mi abuela, el de mi madre y el mío?” (195).

La niña convertida en mujer se ve abocada a sobrevivir las carencias traducidas en hambre, abandonos, maltratos de quienes la rodean, aun de los seres que dicen amarla, y amenazas del entorno en que vive y crece, así como los desafíos de vivir en una ambiente de permanente agresión exterior. La novela culmina con una nota de esperanza que se traduce en el valor y la tenacidad para desarrollar mecanismos de defensa contra la adversidad y las estrategias para comprender al ser humano y sus circunstancias. Al mismo tiempo, traza un camino de salida del abismo de la tragedia que ha vivido Colombia en décadas de conflicto armado y de la espiral de violencia que se transmite por generaciones.

El Expreso del sol es el tipo de obra apta para un público general, y por su enfoque y contenido tiene el potencial de ser utilizada en cursos de español avanzado y cultura latinoamericana para estudiantes de colegio y universidad.

Elvira Sánchez-Blake. Escritora, periodista y académica. Es profesora asociada del Department of Romance and Classical Studies de Michigan State University. Obtuvo un doctorado en Literatura Hispánica de la Universidad de Cornell (1998). Es autora del libro Patria se escribe con sangre (Anthropos, 2000), una recopilación de testimonios de mujeres en el conflicto  Colombiano. Es coautora de la antología Voces Hispanas Siglo XXI; Entrevistas con autores en DVD (Yale UP., 2005) y co-editora del compendio crítico El universo literario de Laura Restrepo (Taurus, 2007). Su último libro, Latin American Women and the Literature of Madness en coautoría con Laura Kanost, (McFarland, 2015), examina las obras literarias de autoras latinoamericanas donde la locura se sitúa como metáfora o personaje para denunciar conflictos políticos y sociales del continente.

Como escritora creativa ha publicado narrativa corta y poesía en Reflejos (Beaumont eds, 2006), Más allá de las fronteras (Ed. Nuevo Espacio, 2004), Nuevas voces de fin de siglo (Epsilon Eds, 1999) y en Vuelos de Libertad (Beaumont eds, 2009). Espiral de silencios (Beaumont, 2009) es su primera novela, donde combina documentación histórica con testimonios de personajes que han sido parte de la historia reciente del conflicto en Colombia. La novela saldrá próximamente traducida en inglés.

Le contactan en Twitter y Facebook.