Archivos de la etiqueta: Mercadeo

¿Y ahora a quién le vendo?

Notas de Construya su Plataforma.

Vender es una tarea que puede asustar a muchas personas, pero es ineludible para quienes trabajamos de forma independiente y necesitamos promover nuestros productos y/o servicios. Es válido sentir cierta aprensión, si debemos ejercer esta actividad en unas condiciones en las que impera la falta de planeación y el desconocimiento. En la práctica, se trata no solo de vender sino de retener clientes, para ello nuestro plan de marketing debe responder a lo que se denomina las “7 P’s”: People (Gente), Producto, Place (Lugar), Precio, Promoción, Procesos y Posicionamiento. En la ausencia de un plan y de las estrategias adecuadas, nuestro mercado objetivo no sabe que existimos ni de los productos y/o servicios que ofrecemos. De la misma forma, es probable que nosotros no sepamos cómo ubicar a nuestros clientes para comunicarles nuestro mensaje y también es muy posible que tampoco sepamos cuál es el mensaje que debemos transmitir para atraer su atención. ¿Cuáles son esas necesidades específicas que deben satisfacer nuestros productos? ¿será que nuestra proposición de ventas está formulada para dar respuesta a esas necesidades, gustos y/o preferencias de nuestro mercado? Si conocemos nuestro nicho de mercado, ¿cuál es el mejor canal para comunicar nuestro mensaje y lograr que se interesen en nuestros productos? … La lista de preguntas es larga, y por ello es muy importante que le demos prioridad a la elaboración de un plan de mercadeo que asegure el éxito de nuestros proyectos, porque como dijo Marie Curie: “Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender” y este plan traza una ruta para que nuestro negocio no sea como un velero a la deriva.

Desde la llegada del Internet nos hemos visto obligados a desarrollar estrategias de mercadeo que funcionen dentro y fuera del mundo virtual, lo que sin duda representa mayores oportunidades de crecimiento y a la vez un gran desafío, especialmente para las pequeñas empresas y los profesionales independientes que enfrentamos limitaciones de tiempo, conocimientos técnicos y recursos; lo que repercute en una serie de dificultades y riesgos que pueden impedir el logro oportuno de los objetivos que nos hemos propuesto.

El mercadeo es un asunto muy serio donde cada proceso cuenta. De nada sirve el talento y el esfuerzo que invertimos para forjar un gran producto, si fallamos en su comercialización. Esto sucede con mucha frecuencia y lo vemos en todos los campos. En ocasiones nos dejamos llevar por el entusiasmo de crear y ver finalmente realizado ese sueño, y descuidamos  la parte monetaria. Luego, cuando la obra/producto/servicio está terminado y no logramos su comercialización es que decidimos enfrentar la realidad financiera, la cual tiene el poder para aniquilar la ilusión y hacer que  el valor de nuestro trabajo se esfume como por arte de magia.

En el caso de los escritores está más que comprobado que escribir es solo una parte del “job description” de un autor independiente. Es un reto poder cubrir todos los ángulos para salir airosos de esta encomiable misión que es en sí, un proyecto de vida en el que somos responsables de toda la cadena. Por lo anterior, no debemos dejar el plan de mercadeo y lo que éste implica, como si se tratase del último eslabón de la cadena, sino más bien como una función que debe desarrollarse de forma permanente y paralela al proceso de creación y producción.

Lectores de librosPensando en los escritores… ¿Existe un atajo o una fórmula que nos ayude a ser más eficientes y efectivos para publicar y promover nuestros libros con éxito? Creo que la única respuesta posible es que debemos trabajar con un plan establecido y ante todo tomarnos el tiempo para aprender de quienes ya han pasado por estas experiencias para evitar cometer —por lo menos—, algunos de los errores más comunes. Educarnos y aprender de la experiencia de otros autores y profesionales es una buena estrategia para no rajarse el cerebro tratando de inventar lo que ya existe y funciona. De la misma forma, el rodearse de expertos es clave para evitar el despilfarro y la pérdida de tiempo. Claro, esto último cuesta dinero, pero de nada vale invertir nuestros ahorros en contratar a personas o firmas que están aprendiendo con nosotros y que no pueden garantizar la calidad de su trabajo. Si estamos haciendo un producto de calidad, cada ingrediente debe ser excelso.  Para quienes ponemos el tesón y el corazón en nuestros proyectos, es vital rodearnos de profesionales que agregan valor y reconocen la importancia de hacer bien su trabajo, a tal punto que el éxito es la sumatoria de la dedicación y experiencia de todas las personas que intervinieron en lograr dicho resultado.

En conclusión, el plan de mercadeo de nuestros productos comienza desde la idea inicial y va madurándose paralelo a las etapas de producción. Cuando el producto está terminado, ya debemos tener un plan en marcha para que nuestros productos y servicios lleguen a los consumidores, generemos las ventas que esperamos y fidelicemos a nuestra clientela. Que no sea a última hora que surja la infalible pregunta: ¿Y ahora a quién le vendo esto? Recordemos que esta pregunta debe ser contestada al inicio y no al final, cuando quizás ya es tarde.

#PilarVelez #Marketing #Escritores

Leer más